Recuperando la moral

Donde todos los habitantes de Etrania podéis colgar vuestros relatos y mensajes dentro de rol.
Staff
Mensajes: 28
Registrado: Mar Oct 01, 2019 3:27 am

Recuperando la moral

Mensajepor Staff » Lun Feb 10, 2020 2:14 pm

Ronald llevaba a sus labios una pipa que con cada calada caldeaba sus pulmones, la noche era despejada, fría y no había luna en el cielo.

Le tocaba encargarse de vigilar el flanco norte del castillo, estaba intranquilo, pues durante la mañana Dwit había mandado a formar a todas las unidades para informar que esa misma noche habría una asamblea en el castillo a la que acudirían varias figuras de poder y que durante el día irían llegando unidades de refuerzo.

Los primeros en llegar fueron los mercenarios, unos tipos aguerridos de piel tostada, simples pero fieros como escorpiones del desierto, su misión era simple pero vital, proteger a toda costa los caballos de los lideres que llegarían a la noche, por lo que se pusieron de inmediato a levantar empalizadas para proteger a los equinos.

Imagen

Al medio día empezaron a llegar las primeras unidades de caballería, sus armaduras polvorientas y cubiertas de arena destacaban que llegaban desde el desierto. Tras el refresco, comenzaron a otear el terreno y a tomar posiciones en los posibles frentes a defender.

Imagen

A pocas horas el ocaso, comenzaron a llegar algunos grupos reducidos, algunos portaban capas cubiertas de hojas y otros llevaban capas y ropas grises como rocas. Dieron reporte sobre el estado de los caminos y tan pronto como aparecieron volvieron a desaparecer... aunque todos sabían que andaban cerca, observando en silencio con sus arcos tensados.

Imagen

Cuando los últimos rayos de luz estaban a punto de extinguirse, el retumbar del paso de la infantería se empezó a escuchar desde la lejanía, las unidades regulares formaban batallones que cubrían a las grandes figuras que se dirigían al castillo. Aquello aumento la tensión de todas las unidades, la asamblea estaba apunto de empezar.

Imagen

Ronald exhalo una larga bocanada de humo, el tabaco de la pipa se combinaba con el vapor del cuerpo provocando una gran nubareda blanca – el silencio de la noche se rompe – Ronald se vuelve hacia a la fuente del ruido, y espavienta con la mano para disipar el humo, cuando ve unos reflejos en la oscuridad e intenta agudizar la vista, cuando sus ojos parecen que distinguen algo en la oscuridad, es una flecha que se incrusta en uno de ellos haciendo que caiga fulminado.

Imagen

Las puertas del castillo caen de golpe - ¡¡Alerta!! - las fuerzas de rostow irrumpen en el vestíbulo como un huracán arrasando a todo lo que se le interponen. Un comando de élite de la Orden del fénix había conseguido abrirse paso por las defensas dispuesta en la ínsula del territorio de la Baie, acabando con todos y evitando dar la voz de alarma, llegando con ello a las puertas del castillo, adentrándose a su patio interior y accediendo al mismísimo salón donde estaba llevándose acabo la asamblea y donde encontraron en guardia a los grandes lideres que se habían reunido allí. Zion, Comman y Dwit.

Imagen

Las chispas del metal contra el metal saltaban continuamente por la brutalidad de los golpes, el aire se volvía pesado por el hedor a sangre y sudor y los oídos palpitaban por los gritos desesperados en cada golpe. Los lideres demostraban ser adversarios temibles, pero estaban acorralados e inferioridad numérica su caída era cuestión de tiempo, Zion miro a Comman e hizo una señal, ambos se dividieron y aprovecharon los pasillos laterales del castillo para escapar.

Imagen


Zion
en su huida no lo tubo fácil, cuando estaba apunto de alcanzar la puerta de salida, un muro de metal de interpuso ante el. La mirada en el escudero mas prometedor de rostow indicaba que su cabeza seria un logro para su carrera, por lo que apretó sus manos para sujetar con firmeza su hacha “Dos Hermanos” y lanzar un golpe con todas sus fuerzas contra la cabeza del escudero, este se cubrió con su escudo, el golpe fue como para en seco la embestida de un toro, su brazo se entumeció al momento, al bajar el escudo para recuperar la visión y acertar el golpe, el escudero ya no vio a Zion, este en un giro tras el golpe aprovecho para esquivar la posición del escudero y alcanzar la puerta, corrió hasta su caballo y se dirigio a reagrupar a las unidades de defensas... las cuales encontró masacradas.

Imagen

Comman
tampoco tubo facilidades en su huida, y los hombres a los que daba ordenes no dejaban de caer unos tras otros por lo que busco la salida por el pasillo este del castillo. Pero una alabarda se interponía ante el una y otra vez haciéndolo retroceder. Su estilo de combate era rustico, pero sus golpe parecían capaces de partir rocas, por lo que Comman comenzó a enfurecerse de verse retenido por un simple ciudadano, empezo a lanzarle golpes salvajemente consiguiendo encontrar el hueco para escabullirse, salir del castillo y llegar hasta su caballo, pero a diferencia de Zion, su atacante intento cortarle la llegada hasta el caballo, topándose con los mercenarios del desierto que allí estaban para proteger a los caballos.

En ese momento Dwit se encontraba luchando a duras penas dentro del castillo, quedaban ya pocos hombres y no parecía que fueran a aguantar otra cargar más cuando los atacantes decidieron detener el asedio y salir del castillo

... Golpes ... Gritos ... Sangre …

Imagen

Los atacantes perdieron su posición dentro del castillo, y lucharon a pie en campo abierto valientemente, pero el valor no fue suficiente y con todo el desgaste del asedio su fuerzas flaquearon, obligandolos a la retirada... fue un salvase quien pueda...

Los bandidos que aun quedaban con vida comenzaron a reagruparse, a curar a los heridos y a recoger a los compañeros caídos, Zion y Comman se reagruparon también otearon la zona en busca de mas asaltantes, cuando cerca del acantilado escucharon un temblequeo, escondido entre unos juncos y cubierto de barro vieron a un hombre escondido, le hicieron salir y para su sorpresa, debajo del barro habían telas cuidadosamente confeccionadas y con hermosos colores, era una cara conocida, el famoso comerciante Darka, pocos bandidos habían que no hubieran oído hablar de el, o de sus riquezas, por lo que en toda aquella desgracia parecía que algo de luz brillaba.

Imagen

Un mensajero fue enviado a rostow, su mensaje fue tosco y directo “25000 monedas por la vida del mercader, el intercambio se realizaría a la noche siguiente”, la noticia fue un jarro de agua fría para la escasa moral de los ciudadanos de rostow que hasta el momento no habían reparado en el mercader.

Imagen

Volver a “La Plaza”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado